El dolor físico y el sentimiento de rechazo están relacionados.

Foto: Patrick Denker

Ambas situaciones activan las mismas regiones del cerebro, lo que explicaría por qué una pérdida social puede provocar dolores y trastornos. El dolor físico y el dolor producido por el rechazo social están íntimamente relacionados y nos afectan de manera similar, revela un estudio reciente. La razón: tanto cuando nos rechazan como cuando nos hacemos daño la actividad neuronal de nuestro cerebro se pone en marcha en las mismas áreas: la corteza somatosensorial secundaria y la ínsula dorsal posterior. Los resultados obtenidos en esta investigación sugieren que el sentimiento de rechazo social sería la única emoción vinculada al dolor físico, lo que podría explicar por qué las personas, cuando sufren una pérdida, tienden a padecer dolores y trastornos del organismo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MEDICINA Y SALUD y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s