A finales de este siglo podría haber vegetación frondosa en el Ártico

El equipo de Song Feng analizó 16 modelos climáticos globales que simulan la evolución desde 1950 a 2099 del clima y de la ecología asociada. Los investigadores también se valieron de más de 100 años de datos de observaciones. Con todo ello, han evaluado lo que el cambio climático podría significar para los sensibles ecosistemas árticos en los albores del siglo XXII.

Sobre la base de las proyecciones climáticas, el nuevo estudio muestra que los climas polares y subpolares que ahora dominan el Ártico, serán reemplazados en bastantes zonas por climas más templados. Para el año 2099, estos cambios podrían afectar a una porción de territorio ártico de aproximadamente entre la cuarta parte y la mitad. La extensión definitiva dependerá de las emisiones futuras de gases de efecto invernadero.

Debido al cambio climático global, la extensión de la tundra ártica se reducirá entre un 33 y un 44 por ciento a finales de siglo, mientras que los bosques de clima templado se propagarán hacia el norte para llenar los terrenos antes ocupados por la tundra, según muestran los resultados del estudio.

Tundra

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CLIMATOLOGÍA, MEDIO AMBIENTE y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s