Lluvia de cristales verdes en una estrella

El telescopio espacial Spitzer de la NASA ha detectado una lluvia de pequeños cristales de color verde de un mineral llamado olivina en una estrella en estado embrionario llamada HOPS-68, situada en la constelación de Orión. Es la primera vez que estos cristales se observan en las polvorientas nubes de gas que colapsan alrededor de estrellas en formación. “Hacen falta temperaturas tan altas como las de la lava para formar estos cristales”, explica Tom Megeath, de la Universidad de Toledo en Ohio (EE UU), coautor del estudio que publica la revista Astrophysical Journal Letters. Megeath y sus colegas sugieren que “los cristales se formaron cerca de la superficie de la estrella en formación” y luego fueron transportados hasta el interior de la nube, donde las temperaturas son más frías, a través de chorros de gas disparados desde la estrella emergente. “Finalmente, cayeron de nuevo como centellas”, añade.
cristales-verdes
Los cristales se encuentran en forma de forsterita y pertenecen a la familia olivina de minerales de silicato. Están en todas partes, desde una piedra preciosa hasta las playas de arena verde de Hawaii, o incluso en remotas galaxias. Además, las misiones Deep Impact y Stardust de la NASA detectaron estos mismos cristales en cometas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ASTRONOMÍA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s