Un frágil imperio

Foto: David Doubilet

A partir de pólipos diminutos se formó una maravilla: la Gran Barrera de Arrecifes de Australia. ¿Es posible que acabe desmoronándose?

Bajo la superficie del mar del Coral, donde se encuentra la Gran Barrera de arrecifes, los peces loro desgastan la roca con los dientes, los cangrejos cierran violentamente sus pinzas al disputarse los escondites, y un mero de 275 kilos hace pulsar la vejiga natatoria para anunciar su presencia. Tiburones y carángidos pasan como un destello. Los tentáculos de las anémonas tiemblan mecidos por el agua, y peces y camarones diminutos bailan frente a sus refugios. Todo lo que no se puede adherir a algo rígido es arrastrado y zarandeado por cada movimiento del mar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MEDIO AMBIENTE, OCEANOGRAFÍA y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s