Dolor y picor, ¿dos caras de la misma moneda?

Un nuevo estudio sobre el picor ha aportado pruebas adicionales de que las señales químicas que nos hacen sentir picor son, en esencia, versiones levemente retocadas de las señales que nos hacen sentir dolor.

El dolor y el picor son sensaciones extremas de nuestro sentido del tacto, del cual la ciencia todavía desconoce muchas cosas. Aunque algunas investigaciones realizadas anteriormente han mostrado en detalle cómo los receptores del tacto en la piel están conectados al cerebro, aún no se sabe con certeza qué moléculas están implicadas en la detección de estímulos táctiles y cómo funciona el mecanismo de regulación de estas moléculas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en BIOLOGÍA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s